lunes, marzo 18, 2013

Preparación de la Bilbao-Bilbao (pt. III)



Tercer día de entreno. Hoy iba a realizar la segunda parte pero al final por diferentes motivos he acabado haciendo otra ruta de 73Km que nada tenía que ver con lo que tenía planeado, Gernika ida por Amorebieta y vuelta por Morga.

La cosa es que me apetecía bastante llanear para probar los acoples nuevos en condiciones, y viendo como se presentaba el tiempo decidí tirar hacia el este que parecía más estable…
Comienza el recorrido bastante suave, una hora casi de llaneo por la nacional (no me ha gustado NADA en cuanto a tráfico…cada día odio más a la gente que conduce con ciclistas cerca) hasta llegar a Amorebieta, donde en un momento de calentón y viendo la señal de Gernika me he venido arriba y lo que iba a ser una salida corta se me ha alargado una hora más a lo tonto…La cosa es que me gusta pasarme por los sitios donde voy a correr, simplemente por “presentarme” a la ciudad, algo así como un “hola aquí estoy, y en breve voy a venir a competir, vamos a llevarnos bien…” También estaba la cosa de hacer el puerto de camino que en coche parece bastante entretenido para bajarlo en bici…pero mi ilusión fue rápidamente truncada cuando llegué y me tope con todas las obras que hay en curso…y paso de ser un puerto que veía como rápido y divertido a uno en el que tenia que estar constantemente frenando y muy pendiente de no patinar… (no pase de los 40 y pico Km/h). La decisión se toma rápidamente: Vuelvo por Morga. No quiero volver por una carretera con coches, sin arcen, y mojada, un poco de cabeza.
Llego a Gernika con mejor tiempo del que me esperaba, aquí parece que las nubes dan tregua, después de hora y veinte rodando bajo un colchon de nubes…las piernas parece que están bastante bien pese a ir a un ritmo medio de 26km/h, me como el platano y me pongo con la vuelta, que si no se va a hacer tarde para la hora de comer…

Llega el cruce de Morga al poco de salir de Gernika, con el recuerdo de la venida lo tomo sin dudar…cosa que empieza a cambiar a medida que voy subiendo Morga, no conozco la carretera lo cual empieza a ser un problema, porque es una subida bastante más larga de lo que esperaba pese a no tener mucha pendiente…estas son las que acaban con mi moral, me desgasta bastante, no obstante trato de centrarme en que ahora subo las cuestas a una media de unos 7km/h mas rápido que hace un mes cuando hice el duatlón de Sope, así que uno de los objetivos parece irse cumpliendo…
Llega la desviación de Mungia/Erletxe, y para más bajón toca seguir subiendo pasando Andra Mari y demás…llevo como una hora de subida…pienso en la bajada que vendrá después una vez más aunque con miedo de encontrarme obras que echen por tierra ese deseo otra vez…Por suerte no es así, comienzo a bajar y para cuando me doy cuenta estoy pasando Erletxe y llaneando de nuevo. Quizá es el acople, quizá es sugestión, pero con 50Km/h encima llaneo 10Km/h mas rápido que hace un mes, ahora ando cómodo entre los 30/34Km/h así que me animo y vuelvo pasando Galdakao y Basauri bastante contento del ritmo que estoy llevando, apenas doy importancia a las gotas de lluvia que empiezan a caerme…para cuando me dé cuenta estaré caliente en casa comiendo.

Acabo el entreno con 73Km, en 2 horas 50 minutos, nuevo record personal, algo que me alienta bastante, de momento todas las salidas están siendo bastante productivas y se ve un claro avance. La salida de hoy no obstante me sirve para ver que a partir del Km 65 por lo general noto un bajón muy importante de rendimiento (los últimos Km me cuesta llegar bastante) a nivel muscular…pese a querer tirar, no consigo rendir del todo…lo cual sumado a una molestia en la cadera que llevo arrastrando desde antes de irme a Italia de vacaciones (y que me ha dado alguna alegría subiendo y bajando la cúpula de San pedro en el Vaticano) he decidido no realizar la Bilbao-Bilbao.