martes, abril 09, 2013

Vuelta a la carretera



Bueno, creo que a partir de este pasado fin de semana puedo considerarme como “activo” otra vez, aún con calma, pero retomando el ejercicio. La verdad es que ni lo vi venir. El domingo decidí madrugar (realmente lo tenía decidido de antes pero bueno) para ir a la marcha en recuerdo del ciclista de 55 años atropellado en Basauri, la idea era ir, guardar el minuto de silencio y volver para casa tranquilamente, a eso de las 11 ya estaría tranquilamente en mi casa. De hecho, bajé con mochila y con la bici que tengo para ciudad que pesa casi dos kilos más que la Trek que uso para las competiciones y para entrenos largos, es más, como la uso para ciudad, ni siquiera tengo calas puestas, voy con pedal plano sin ningún tipo de agarre del pie.

Total, que llegados al punto del accidente, junto con mi hermano David y mi padre, (éste iba con la trek, que es suya realmente) dijeron que ellos iban a dar una vuelta por el Txorierri hasta Erandio y vuelta a Bilbao y ahí es cuando dije: “bueno ¿Por qué no?”, algún día tendré que medir si puedo ir volviendo a los entrenos poco a poco. Llevo ya tiempo suficiente jodido física y anímicamente, se me han juntado cosas en la cabeza que me han quitado horas de sueño y cosas en las piernas que me han quitado kilómetros de entreno. Es hora de volver, renovado y con más fuerza.

Dicho y hecho. Al final resultó ser una salida divertida en familia con un ritmo bastante bueno, con buen tiempo y lo más importante, disfrutando. Así que poco a poco y con cuidado iré volviendo a darle poco a poco, sobre todo teniendo cuidado con el correr que es lo que más noté molestia antes de la lesión. Así que empezar con menos de 5 kilómetros e ir sumando poco a poco, con calma, y nadando otra vez por las mañanas mis mil metritos para coger costumbre otra vez.