domingo, septiembre 22, 2013

Fin de temporada y conclusiones del año 2013

Ya doy por acaba la temporada de triatlón este año y si hay una palabra que pueda describir este año es: Aprendizaje. He intentado aprender lo máximo posible tanto en lo referente a técnica como nutrición, mecánica de la bicicleta, conocerme a mi mismo y conocer gente que sabe del tema de triatlón, fisioterapia…intentar siempre absorber cualquier consejo, cualquier opinión, artículo y sacar alguna cosa positiva que me ayudara a poder seguir avanzando.

De cuando aún me calzaba las zapatillas de la bici en la T1...
Retrospectivamente, me cuesta asimilar que haya pasado poco más de un año desde que empecé en esto del triatlón. Siempre me ha gustado el deporte y realmente siempre he estado haciendo alguna u otra actividad, pero realmente hasta agosto del año pasado no había montado en una bicicleta de carretera, desde entonces ha sido una continua mejora en los tiempos (aunque el punto de partida era fácilmente mejorable, todo hay que decirlo), y lo mismo con la natación, que pese a que siempre se me había dado bastante bien nunca me había puesto serio con el tema…
Respecto a correr, que era lo que más habitualmente hacía, no sé en qué punto empecé a variar mi postura para mal hasta el punto que no fue sostenible, y ahora, aunque sea tarde para este año, me he centrado mucho en esto y parece ser que los cambios en cuanto a la postura y técnica han dado unos resultados notables mejorando las medias en carrera significativamente.

Por otro lado, se me ha brindado la oportunidad de formar parte de un excelente grupo, Trirunners, una gran familia con gente que vale muchísimo y de la que se aprende otro tanto que me ha dado bastante chicha para seguir metiéndome de lleno en los triatlones que a su vez me ha ayudado a conocerme muchísimo mejor a mí mismo, autocriticarme en las horas de entreno así como conocer mis capacidades. Limpiando la conciencia y ayudándome a superar problemas personales en cada pedalada, y por supuesto a compartir un hobbie y unirme mucho más a mi hermano David, ahora que ya no vivimos bajo el mismo techo.

Sin embargo, por otra parte, ha sido una pena andar con una lesión gran parte de la temporada, lo cual ha hecho que tuviera que bajar el número de Duatlones y triatlones que quería hacer, teniendo que olvidarme de citas que tenía ganas de tachar de la lista como el Duatlón de Gernika o el Extreme Man de Getxo.
Por otro lado, e intentando sacar la parte buena de esto, me ha hecho no precipitarme, quizá haya sido mejor no intentar el Extreme man y quedarme a medias haciéndome una lesión peor y dejado todo esto de lado y me ha servido para ver que algo fallaba y tomar medidas.

Un equipazo que se mueve un montón y te acoge como uno más desde el principio...y no estamos todos!
Gracias a todo el equipo de Trirunners, a la gente de Fisiosalud, gente que no tengo el gusto de conocer personalmente sino por twitter e Instagram y que me han apoyado y motivado…A la gente que se ha pasado por alguno de los tris a animar, a gente que se ha animado a hacer tris como Tomás o Jaime, a mi familia y en especial a Andrea que ha estado ahí apoyándome tanto en los Triatlones como en las horas que me he pasado por ahí entrenando.



Cuando las piernas no te aguantan y la cabeza te dice que ya no te queda fuerzas, ahí esta ella.

En resumen, un año corto en el que han pasado un montón de cosas buenas y que me alegro un montón de haberlo vivido así. Ahora acabaré el año haciendo alguna que otra carrera a pie, con la principal referencia de la media maratón nocturna de Bilbao que utilizaré como puente al triatlón de media distancia (ya que lo máximo que he corrido en una carrera ha sido 18Km mas o menos…)

La última adquisición, una Stevens Crono, aún me lleva ella a mí pero intentaremos cambiarlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario