lunes, noviembre 25, 2013

El Vivero con lluvia

Desde que he vuelto me veo a medio gas, me vence la pereza, o entreno un poco a medias, tengo muchas escusas a las que acogerme y finalmente opto por lo fácil, pero ayer me dió por ponerme serio a mi mismo.

Todo esto sería muy entrecomillado, porque realmente en el entreno fui con cierta calma, pero más que un entrenamiento físico me lo tome como uno psicológico, ya que últimamente es lo que más me está costando.
Ayer intenté cambiar eso como principal objetivo, así que después de comer (con un tiempecito para procesar la comida, pero no lo suficiente para que se me hiciera de noche) me dió por sacar la cabra a pasear por el Vivero y Artxanda.

El objetivo era un poco matar dos pajaros de un tiro, por un lado quería autoconvencerme de que si no hay tabajo no hay resultados, que si quiero cumplir mis objetivos de 2014 no va a ser por arte de magia, que no vale quedarse en casa al calor, hay que sudar, mojarse y esforzarse para lograrlo. Por otro lado quería probar sensaciones de hacer una vuelta al circuito del Bilbao Triathlon con frío y lluvia y ver que tal respondían las ruedas (Schwalbe Ultremo ZX) ya que la única vez que he salido con ellas tuve la sensación de hacer un par de derrapes peligrosos.

El resultado de la salida creo que ha sido positivo. Por un lado, salí y acabe haciendo 34Km, que no es nada, pero es más que quedarme en casa. Todo suma y por el otro, bueno, varias conclusiones...la primera es que las ruedas respondieron a la perfección, asi que achaco la mala experiencia anterior a que aún no controlaba los frenos y me pase de frenada. Además le he quitado el miedo a salir con lluvia y frío con una bicicleta de carretera (ya conocía la experiencia en Mtb), eso sí, el miedo, no el respeto. Ante todo cautela, no se te ve igual, no se frena igual y en cada curva puedes perder el control e irte al suelo.
Por otro lado, tengo que seguir haciendo ejercicios de cardio y lograr ritmos decentes sin tener que ponerme a las pulsaciones que me pongo ahora, no voy incomodo, puedo mantener conversaciones a esos ritmos cardiacos, pero se que iría mejor con menos pulsaciones.