lunes, marzo 16, 2015

Alta médica

¡Oficialmente recuperado! Exactamente 3 meses (uno de ellos de 28 días) es lo que ha pasado entre el día en que me caí y me han dado el alta (del 13 de diciembre al 13 de marzo).

Sonará raro, pero en parte tenía bastantes ganas de volver a mis dominios.

Parece que no ha pasado nada entre medio porque decidí que aprovecharía este tiempo para hacer unas pequeñas vacaciones mentales aprovechando la coyuntura. No obstante, han pasado un montón de cosas, y he parado más bien poco (en lo que fuera del ámbito deportivo respecta).
En lo físico, se ha notado bastante el parón, y estas dos últimas semanas he podido ir recuperando un poco el tiempo perdido, pero ha sido un camino largo con la rehabilitación, y lo que aun me queda por trabajar en casa. El hombro está bien, pero cuando no se le pide demasiado. Tiene ciertos crujidos que supuestamente irán remitiendo, el sostener los brazos por encima de la cabeza se torna imposible más allá de los dos minutos (tareas como secarme el pelo después de la piscina etc...), sujetar pesos es algo muy limitado, mimando mucho que gestos hago, que pesos cojo y durante cuanto tiempo, y la rotación hacia afuera aun no se ha recuperado al 100%
Poco a poco recuperando ritmos en el agua.


¿Dónde me deja esto? Pues en una posición en la que puedo trabajar en recuperar los ritmos que tenía allá por diciembre, pero con mucha paciencia. La natación cuesta, pero se lleva, al no poder llevar ritmos ligeros, me deja centrarme aun más en la técnica (pronto subiré un post sobre el tema). El tema de correr lo llevo bastante mejor. Las pulsaciones y ritmos no tienen nada que ver a los del periodo post-maratón, pero en breve creo que lo recuperaré, es mi deporte cómodo ahora mismo. Y de hecho, en la reestructuración de la temporada, es lo primero que voy a volver a hacer. Un trail de 20Km como test para ver el punto en el que me encuentro de cara a la UTPE (Que a diferencia del Ironman, sigue en pie).



Por otro lado, la bici ni la he tocado como era de esperar. Mi idea es ir volviendo poco a poco con la MTB por rutas sin tráfico llaneando, con la idea de poder ir con las pulsaciones al umbral sin tener que ir a grandes velocidades. Por otro lado, para finales de este mes espero tener de camino la nueva bicicleta de ruta (la cual tendrá su propia galería como hice con la Stevens). Ha sido una búsqueda larga, visitando fábricas y mandando emails, pero finalmente creo que he dado con la bici. Sólo hay que esperar a que saquen el modelo nuevo a finales de este mes.

Respecto a las disciplinas como tal, eso es lo que hay. Pero paralelamente hay mucho trabajo de estiramientos y fuerza, con la idea de recuperar el hombro al 100% cuanto antes, dentro de los límites de lo sensato. Es parte del desarrollo de paciencia que me he hecho este tiempo. Cargas suaves y con mucho tiento, mimando mucho al hombro pero sobrecargándolo para que vaya reforzándose.

Queda mucho trabajo hasta recuperar el hombro al 100% así que no hay que dormirse ahora.

En resumen, estoy de vuelta, no diré que con más ganas que nunca, pero si con muchas ganas. Señores y señoras, estén atentos, porque en breve habrá más y más noticias de lo que se ha estado gestando en la sombra esta temporada.

Salud y entrenos!

0 comentarios:

Publicar un comentario