viernes, septiembre 23, 2016

Previa al TriCross de Legutio

Bueno, pues ya estamos otra vez ante una competición...y esta vez, totalmente diferente. Primero, por ser campeonato de Euskadi (que quién me mandará a mi...), segundo por ser un TriCross (lo que viene siendo, un triatlón pero por el monte), que creo que es de las pocas disciplinas que me quedan de probar...y tercero, porque es la primera vez que se que voy a ir a competir sin posibilidades (o muy remotas) de acabar la prueba.

Me explico. La semana pasada, como comenté, en un ridículo e infortunado accidente doméstico (vamos, que me di el típico golpe con la esquina del sofá en el pie), me reventé el dedo meñique. A priori sin rotura del hueso, pero empiezo a tener serias dudas de que no hubiera fisura por el lado interno, que no se ve en las radiografías. Bueno, la cosa es que, durante una semana de Trombocid, hielo y moratones con el espectro de colores del arcoiris entero, me las he visto putas mal incluso para caminar por la calle.
Y si, tengo pelos en el pie cual hobbit (y los dedos muy largos).
Si bien es verdad que descalzo voy perfecto y puedo correr incluso bastante ligero, en cuanto me pongo zapatillas veo las estrellas.
Tras varias pruebas con las zapatillas que tengo por casa (que no son pocas), conseguí dar con las que menos daño me hacen (que por supuesto, no iban a ser las de trail que debería usar el sábado). Total, que el día previo de la carrera me encuentro con que sólo puedo andar (correr ni he probado) con unas zapatillas viejas de asfalto que tenía por casa (KSwiss Kwicky), así que mañana estimaré si hago el sector a pie o no, pero todo apunta a que no será viable.

Por un lado, me da bastante rabia, porque llego en un pico en la natación, haciendo mis mejores tiempos con y sin neopreno (nuevo, el Xterra Vector que al final me cogí), y que he recuperado la confianza con la Mountain bike. Así que tener que renunciar al sector de correr por el monte, que lo tengo bastante dominadete...pues jode es una pena.
Por el otro, pues siempre es un aliciente competir, y probar a ver que sale en la natación, que tengo bastante curiosidad. En la bici, será un entreno de calidad de los que no consigues sólo entrenando. Y corriendo, lo dicho, se decidirá en la T2, pero teniendo en cuenta que son dos vueltas de 5Km igual se puede probar a hacer una y ver que tal responde el cuerpo. Aunque sin forzar la máquina, porque el domingo toca pegarse el madrugón del año para ir de Juez al triatlón de Donosti...

Contando los minutos para la Telepi Barbacoa de esta noche como ya es tradición el día previo, y contando las horas para el Tri de mañana. Próximamente, crónica! que ya iba siendo hora...

0 comentarios:

Publicar un comentario