lunes, junio 19, 2017

Gafas Siroko K2 Snow [Test Material]

Ya iba siendo hora de cambiar de gafas...más de dos años con las mismas y la verdad es que aunque están bien cuidadas y no tienen ni un rasguño las pobres estaban ya mayores...al ser fotocromáticas estaban perdiendo la efectividad a la hora de cambiar el tono del cristal, así que ha tocado cambiar y buscar algo más específico. Para mí las gafas deportivas son como los calcetines, imprescindibles, y ya puestos a hacer el cambio, mejor a hacerlo a algo de calidad que sepa que va a ir bien. Ligeras, resistentes, cómodas y apoyando marca nacional, al final me he decantado por las Siroko K2.

UNBOXING

La verdad es que en cuanto te llega la caja se ve que es una marca seria, de esas que cuidan los detalles. La caja negra mate con letras en satinado es una elección que no falla. Al abrirla, además, confirmamos lo que sospechábamos, seriedad.



Viene con una funda rígida (yo siempre uso funda rígida para todas mis gafas), una bolsita de tela para meter las gafas para evitar rayones, una goma para poner entre las patillas y sujetarlas o colgarlas y repuestos de las gomas de las patillas y del puente.



Ya en la mano, vemos que, como se prometía son muy ligeras, según las especificaciones, 28gr. Cosa que la báscula le suma 2gr...no sé si por error de la báscula o es el peso real pero creo que es una medida que nadie debería tener en cuenta..



El acabado es profesional, nada plasticoso y da sensación de durabilidad pese a ser muy flexibles.

La última comprobación es ver si son polarizadas, comprobándolo rápidamente con la pantalla del PC, vemos que sí. La verdad es que en cuanto las usamos un poco, vemos que la lente es de gran calidad, se ve tremendamente bien con ellas (os lo dice uno acostumbrado a llevar gafas casi todo el día...) y dan un tono dorado al paisaje que hacen las delicias de nuestros entrenamientos.



PRUEBA EN LA CALLE


Han sido un par de meses de pruebas exigentes (creo que esto es imprescindible para hacer una buena review, y no hacerla en una semanita escasa de pruebas). Pruebas en BTT, pruebas en cabra y pruebas en bici de ruta. También alguna sesión de carrera y trail y las conclusiones son amplias.

Lo primero, la puesta. Al principio pueden parecer unas gafas enormemente grandes, y es verdad que su fuerte es una gran pantalla, pero también gozan de mucha flexibilidad. Es algo que notamos nada más sacarlas de la caja, donde van un poco "comprimidas", lo cual se agradece, ya que con el tiempo, al darles mucho uso podrían ir cediendo poco a poco, al ir en la caja así ayuda a mantener una forma más cerrada (como decía van unos meses y conservan la forma original). Es un detalle tonto, pero que me ha gustado mucho, ya que a la gente con cabeza estrecha como yo, nos suele pasar que nos sobra gafas por todos lados. En este caso no he tenido esa sensación, si no que la gafa va bastante pegada a la cabeza.

En lo que a la bici se refiere, las primeras pruebas fueron con la mountain bike, en la Kolazinoko mendi eguna. Una carrera en la que hubo barro para exportar, y donde la pantalla total de las Siroko me protegieron a la perfección.

Festival del barro en el Kolazinoko mendi eguna, pero la vista bien protegida.
El segundo test, esta vez con la cabra, si que me chocó el resultado. No hay mayores pegas, pero si que noté que al llevar la cabeza algo más inclinada, me entraba aire por los agujeros superiores directos a los ojos, con lo que la gran pantalla que tienen es un poco inefectiva. Tampoco es algo que me quite el sueño porque en cabra en competición llevo casco aero con visera integrada, y para entrenamientos no es algo que me quite el sueño...
Casco aero que uso en la cabra (LG Vorttice), con lo cual el problema con las Siroko no es nada grave

Por otro lado, como las salidas fueron entre semana aprovechando las últimas horas del día, eché algo en falta luz. Quizá sea porque llevo dos años usando gafas fotocromáticas, pero también lo noté con la mtb cuando me metía en zonas más boscosas...

La última prueba, en ruta, si que fue satisfactoria, con muchas creces. La prueba han sido más de 515Km en una semana, con días de lluvia, sol, llanos, puertos, y carreteras con firme muy inestable. El resultado: Ni una sola pega.
Bilbao-Francia (Somport), pasando por Haro, Logroño, Pamplona y Sos del Rey Católico (+ La rompepiernas) con las Siroko, sin pega alguna


Pese a hacer rutas de entre 4 a 6h con ellas puestas, me olvidaba de que las llevaba, ni molestias con las correas del casco, ni en el puente, ni nada. Achaco esto a dos factores, los protectores de goma del puente y de las patillas, y la forma de las patillas en sí. Si nos fijamos en la siguiente foto, vemos que la fotma que tienen está pensada para que en la zona de las correas la patilla vaya pegada a la cabeza, con lo cual las molestias con estas son nulas. Otro punto a favor de las K2.



Todo esto lo corroboré en las subidas. Cualquiera que me conozca, sabe que normalmente soy de quitarme las gafas en las subidas y colocarlas en el casco. Por lo general, me agobian para subir. En este caso, he subido varios puertos con ellas (Orduña, Somport, Santa Ágeda, Cuatro Caminos...) y en ningún momento me las he quitado, ya no porque me agobiaran o no, es que directamente me olvidaba que las llevaba puestas.



Respecto al viento que notaba en la cabra, en ruta no he tenido ningún problema. Ajuste perfecto, pantalla perfecta, comodidad en subida...

RUNNING


Respecto a lo que es correr, la verdad es que no he tenido mayor problema con ellas. Es asfalto no las he probado aún pero en sesiones de trail han hecho más de una salida conmigo y los resultados han sido bastante gratos.

En cuanto a comodidad, pese a que pesen poco y parezca que vayan a ir botando todo el rato, han aguantado bastante bien en la posición.
Lo que si que ha sido un poco más cansino era que cada vez que entraba en zonas boscosas me las tenía que andar quitando porque tengo la sensación de que me "roban" mucha luz. Por lo demás podrían usarse perfectamente para correr sin pegas.




CONCLUSIONES

Por lo general, las Siroko K2 me han parecido unas gafas bastante buenas. Con un gran acabado, flexibilidad y comodidad. Cómodas para ir en bicicleta o corriendo y con las que se va bastante protegido.
Las lentes hacen justicia al precio que aun y todo, es muy competitivo para ser unas gafas deportivas de calidad.

PROS

  • Lente de gran calidad, polarizadas y con un tono dorado muy sugerente
  • Gran protección frente a barro y viento
  • Comodidad absoluta incluso subiendo puertos, sin sensación de agobios
  • Ligereza máxima con sólo 28gr oficiales y 30gr según mi báscula.
  • Repuestos de serie y varios acabados elegibles en su web
  • Buena relación calidad/precio

CONTRAS

  • Demasiada reducción de luz para según que entornos (subjetivo)
  • En posición aero puede entrar algo de aire según la posición de la cabeza

Hay que tener en cuenta que, pese a haber sido un periodo largo de prueba, algunas conclusiones son personales, como que quitan mucha luz o que son cómodas para las subidas...no obstante, si que puedo decir objetivamente que son gafas que son resistentes y ligeras.
Personalmente me parece una opción muy a tener en cuenta dado su precio, y teniendo en cuenta que a través de su página de facebook nos podemos beneficiar de descuentos que sacan periodicamente. Además, ayudaremos a una empresa nacional afincada en Gijón, que siempre es un plus.

Para cualquier duda o sugerencia sobre ellas, no dudes en comentar en la sección de comentarios justo aquí debajo y trataré de contestar lo antes posible.